Cristo en toda la Biblia

No Fue Librado

En ti esperaron nuestros padres; esperaron, y tú los libraste. Salmos 22:3

David escribió el precioso Salmo 22 unos mil años antes del nacimiento del Señor. Profetizó lo que Cristo decía y pensaba sobre el madero. Al preguntar sobre el por qué del abandono de su Dios, piensa sobre cómo el pueblo de Israel fue librado continuamente a través de su gran poder. Quizás recordó cómo fueron rescatados de Egipto o de cómo la mano de Dios les llevó a conquistar la tierra prometida, a pesar de la presencia de varios pueblos contra los cuales tuvieron que pelear. Pidieron agua y comida al peregrinar por el desierto, y se les proveyó. Disfrutaron de la sombra de la nube que les guiaba de día y el calor de la columna de fuego por las noches. Y de otras muchas maneras en las que Jehová les libró. Un pueblo desconocido, pequeño e ingrato, fue librado por Dios. El Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, clamó a su Padre hasta que se cansó de clamar (Sal. 69:3) y no fue librado. Aquél que podía haber llamado legiones de ángeles para que lo salvaran, prefirió morir solo y abandonado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s