Iglesia según la Biblia

El Canto en la Iglesia

Foto por Mick Haupt

Veamos los pasajes en la Biblia que están dirigidos a la iglesia y que enseñan sobre el canto al reunirnos.

¿Por qué cantar?

El objetivo primordial del canto en la iglesia es para alabar al Señor (Ef. 5:19; Stg. 5:13). Hay un sin fin de distintas maneras en las que alabamos a Dios; el canto es una de ellas. Al cantar, alabamos a Dios por lo que él es en su esencia, y por lo que ha hecho y sigue haciendo por nosotros.

¿Cómo cantar?

Hay 4 cosas con las que deberíamos de cantar:

Con gracia. En Co. 3:16 Pablo escribe que debemos de cantar: “con gracia al Señor” (Co. 3:16). Al cantar debemos reconocer que no somos dignos de todos los beneficios de Dios.
Con gozo. Santiago resalta que al cantar estamos expresando el gozo que tenemos en el Señor. “¿Está alguno alegre? Cante alabanzas” (Stg. 5:13).

Con el espíritu y con el entendimiento. Pablo aclara en 1 Co. 14:15 que debemos de cantar “con el espíritu” porque es una actividad espiritual que hacemos para alabar a Dios. El apóstol también dice que debemos de cantar “con el entendimiento” porque deberíamos de entender lo que estamos cantando.

Al leer el Nuevo Testamento también notamos lo siguiente:

El canto en las primeras iglesias, según las Escrituras, era a capela o sea, sin el uso de instrumentos. Recuerda que el Salmo 150 fue escrito bajo el antiguo pacto y que nosotros nos regimos bajo el nuevo pacto. No hay una sola mención de instrumentos siendo utilizados en las primeras iglesias.

También notamos que el canto en las primeras asambleas se realizaba como congregación. No habían coros, bandas, o cantantes que dirigían el canto. En las listas de los dones que son utilizados en la iglesia, no se menciona el don del músico, cantante, baterista, etc…

¿Qué cantar?

Pablo dijo que debemos de cantar: salmos, himnos y cánticos espirituales (Ef. 5:19; Co. 3:16). Deberían ser cánticos que su contenido concuerde con las Escrituras, enriquezcan nuestro conocimiento de Dios y su palabra, nos fortalecen en nuestra fe y que nos hagan alabar a nuestro Señor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s