Vida Cristiana

Fuerzas de Búfalo

No photo description available.

El búfalo es un animal temible por su tamaño y fuerza. Miden 2.70 m desde su cabeza hasta su cola. Llegan a pesar hasta 1,200 kg. Sus cuernos asombrosos miden 1.50 m. Su fuerza es tanta que si dos búfalos corren el uno hacia el otro, es comparable a un carro impactándose contra un muro a 50 km/hr. La Biblia habla de este animal fornido y agresivo.

El Señor Jesucristo sintió la inmensa fuerza de este animal cuando él murió por nosotros. Él dijo en el día de su crucifixión: “Líbrame de los cuernos de los búfalos” (Sal. 22:21). Pensemos en cómo él tuvo que sufrir todo eso por el amor que nos tenía. Entre más piense en lo que Cristo hizo por mí, más servicio le desearé brindar en este 2019.

Balaam habla del poder de Dios al haber sacado a Israel de Egipto y compara su fuerza con la fuerza de un búfalo (Nm. 23:22; 24:8). Piensa en el poder ilimitado de Dios al sacar un pueblo de aproximadamente 2 millones de personas que había sido esclavizado y no tenía ni ejército ni armas. Dios milagrosamente dividió las aguas del Mar Rojo para que pasaran en lo seco. Detrás de ellos velozmente viene el ejército Egipcio, el más poderoso de su tiempo. El carro del Faraón, seiscientos carros escogidos y todos los carros de Egipto venían detrás de ellos. ¿Qué va a pasar? ¿Será que Dios pueda hacer algo? El Dios que su fuerza es como la del búfalo, le quitó las ruedas a todos esos carros y mandó que el agua regresara a su lugar para ahogar a todos esos hombres para que su pueblo saliese a donde él quería.

En Dt. 33:17 Moisés le promete a los hijos de José que: “Como el primogénito de su toro es su gloria, y sus astas como astas de búfalo; con ellas acorneará a los pueblos juntos hasta los fines de la tierra; ellos son los diez millares de Efraín, y ellos son los millares de Manasés.” José nos es ejemplo que entre más pruebas tenemos, y más confiamos en nuestros Dios, él nos lo recompensará y bendecirá. De todos los hijos de Jacob, José fue el que más sufrió, pero es el que también más fue bendecido. Se le aseguró a su descendencia que derrotaría a los enemigos con “astas de búfalo”.

En los capítulos 38-41 de Job, Dios le hacer ver a él su grandeza y su poder; y la pequeñez y debilidad del hombre. En Job 39:9-12 Dios pregunta si Job cree que él pueda dominar al búfalo para que le trabaje. Nos debe de consolar el hecho de que Dios, quien todo lo tiene bajo su control, aún el búfalo más grande y fuerte, es el Dios que también está en control de toda circunstancia en nuestra vida.

La fuerza de Dios es tal que él puede hacer a los grandes montes saltar como el Líbano y el Sirión como saltan los becerros de los búfalos (Sal. 29:6). No solamente su poder domina los montes, pero también podrá exterminar aún a los ejércitos más numerosos y poderosos. En la batalla de Armagedón, el Señor derrotará sin problema alguno a todas las naciones a pesar de que tengan la gran fuerza de búfalos y de toros (Is. 34:7).

Al considerar todo esto, podemos concluir que, sin duda alguna, el Señor posee la fuerza del búfalo. No sabemos que nos espera en este 2020, pero venga lo que venga a nuestras vidas, pidamos lo que aquel escritor le pidió a Dios: “Tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo” (Sal. 92:10). Dios no nos asegura que este año sea fácil, más sí nos ofrece darnos toda la fuerza de búfalo necesaria para soportar todo y salir adelante para su gloria.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s