Himnología

Himnología: Philip Paul Bliss- El ”Dulce Cantor” Que Murió Trágicamente

Philip P. Bliss — Hymnology Archive

Hijo único, Philip nació en 1838 en un hogar pobre pero cristiano en Rome, Pennsylvania, EE. UU. “Este niño ama la música como si fuera un pájaro”, comentaron una vez sus padres.  Creció hasta tener una imponente presencia física y una dulce voz barítono. De su espiritualidad, D. L. Moody dijo: “Su rostro siempre brillaba, y su corazón estaba lleno de amor cristiano”. 

A su esposa, Lucy Young, también de mucha habilidad musical, se le atribuye haberle enseñado cómo unir verdades bíblicas con melodías fáciles de cantar. Además de ser músico y cantor, escribió y/o compuso unos cien himnos, de los cuales varios son favoritos hasta el día de hoy. Con razón se le ha llamado el ”dulce cantor de Israel” y “el Charles Wesley del Siglo XIX (19)”. 

A pesar de vivir solamente 38 años, entre su acervo musical cristiano resaltan:

  • ¿Te sientes casi resuelto ya? (Letra y melodía)
  • ¡Oh, cantádmelas otra vez! (Letra y melodía)
  • De la ley libre, ¡dicha indecible! (Letra y melodía)
  • Levantado fue Jesús (Letra y melodía)
  • Si paz cual un río (Melodía)
  • Mi vida di por ti (Melodía)
  • Cantaré de mi Redentor (Letra) – Hallado en su baúl después de su muerte.

Unos cinco años antes de su muerte, el Sr. Bliss escuchó a un hermano de apellido Brundage predicar sobre Hechos 26:28, cuando el rey Agripa le contestó a Pablo: “Por poco me persuades a ser cristiano”. El mensaje concluyó con estas palabras tan solemnes: “Estar casi persuadido es ser casi salvo, pero ser casi salvo es estar completamente perdido”. 

En el corazón de P. P. Bliss no tardó en nacer un himno que ha sido usado por Dios para el despertar espiritual y la salvación de muchos: “¿Te sientes casi resuelto ya?” La excelente traducción al Español la hizo el hermano Pedro Castro, de España (1840-1887). Fíjese en la última estrofa:

Sabes que el casi no es de valor
en la presencia del justo Juez.
¡Ay del que muere casi creyendo!
¡Completamente perdido es!

En 1876 los Bliss viajaron desde Chicago a su pueblo natal para visitar a la madre de él, una mujer ya muy anciana y viuda. La providencia divina hizo arreglos para que los dos hijos (edades 4 y 1) no fuesen con sus padres. De regreso a casa, un 29 de diciembre, en medio de la peor tormenta de nieve de ese invierno, como a las 8 de la noche, un puente de hierro de 50 metros de largo en Ashtabula, Ohio, no aguantó el peso de la nieve, el tren de dos locomotoras y once vagones, y 160 personas. Puente y tren se desplomaron unos 20 metros a las aguas gélidas del río, en medio de un feroz incendio. El Sr. Bliss logró salir por una ventana para escapar del incendio, pero cuando no encontraba a su esposa, ingresó de nuevo al tren por ella. Los cuerpos de ambos nunca fueron identificados. Murieron trágicamente con otros 100 pasajeros.

Philip Bliss - Himnos Cristianos

En un baúl de su pertenencia, fue encontrado el último himno que escribió P. P. Bliss. La melodía tendría que ser trabajo de otro compositor (James McGranahan). Recientemente traducido al Español, se canta con la misma melodía del conocido himno “Gloria sea, gloria eterna, a Jesús, al que murió”.

Cantaré de mi Redentor,
y su gran amor por mí.
En la cruz, ¡oh, qué dolor!,
Él sufrió de Dios allí. 

Cantaré de mi Redentor,
con su sangre me compró.
Por su cruz no soy deudor;
Él pagó, ¡me libertó!

Contaré la maravilla;
tan perdido estaba yo.
En su gran misericordia
de mi mal me rescató.

Te alabaré, mi Redentor.
Tu poder proclamaré. 
Por tu gracia, soy vencedor, 
a ninguno temeré.

Cantaré de mi Redentor,
y su eterno amor por mí.
Voy al cielo por su favor,
le veré, ¡si!, siempre allí.

Con millones más, el hermano Bliss cantará eternamente de su Redentor, el Cordero como inmolado, cuya sangre de infinito valor fue el precio que le costamos a Dios.

El himno fue traducido por David R. Alves el 13 de Julio de 2020.

2 comentarios en “Himnología: Philip Paul Bliss- El ”Dulce Cantor” Que Murió Trágicamente”

  1. Saludos hemano, la Gracia y Paz de Jesus sea con usted. Que interesante la publicacion, cantamos la mayoria de los himnos y no nos detenemos a pensar en los hermanos que nuestro Dios uso para componerlos. Muchisimas gracias por la maravillosa pagina que usted edita. Pido a mi Dios le siga bendiciendo para seguir llegando a nustras vidas con tan refrescantes conocimientos. Desde Cuba un saludo. Daide

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s