Vida Cristiana

Tomando el Nombre de Dios en Vano

El tercer mandamiento sobre las tablas de piedra decía: ”No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano” (Éx. 20:7; Dt. 5:11).

Es pertinente que entendamos exactamente a que se refiere el Señor cuando pide que su nombre no sea tomado en vano. Posiblemente nos ha pasado lo mismo que al pueblo judío. Ellos llegaron a considerar este mandamiento como una mera formalidad. Piensan que por no escribir o mencionar el nombre de Dios, están así cumpliendo las expectativas de Dios, cuando realmente infringen flagrantemente este precepto.

Antes de considerar las distintas maneras en las que podemos quebrantar esa ordenanza divina, contemplemos lo que se nos enseña sobre la grandeza del nombre de nuestro Dios. Comprendiendo esto, se nos hará más difícil tomar este sublime nombre en vano.

El nombre de Dios es:

  • Glorioso (Sal. 8:1)
  • Temible (Dt. 28:58)
  • Santo (1 Cr. 16:10)
  • Engrandecido (1 Cr. 17:24)
  • Eterno (Sal. 72:17)
  • Grande (Ez. 36:23)
  • Agradable (Sal. 135:3)
  • Poderoso (Jer. 10:6)
  • Majestuoso (Miq. 5:4)

Todas estas increíbles características del nombre de nuestro Padre, nos hacen entender porqué la persona que blasfemaba su nombre debía de morir (Lv. 24:11-14). Pensar que ese castigo era demasiado severo, es claramente no entender la grandeza del nombre de Dios. También nos aclara el porqué Dios prohibió a Israel a ni siquiera mencionar el nombre de los dioses paganos (Jos. 23:7).

No hay nombre como el del Creador y esto nos mueve a llevar a cabo distintas cosas con ese nombre que no haríamos con ningún otro. Los cuales son:

  • Santificarlo (Mt. 6:9)
  • Reverenciarlo (Ne. 1:11)
  • Bendecirlo (Job 1:21)
  • Amarlo (Sal. 5:11)
  • Invocarlo (Sal. 105:1)
  • Alabarlo (Sal. 113:3)

Por lo tanto, sería extraño que una persona que respeta el nombre de Dios, también lo tome en vano. Los enemigos de Dios lo toman en vano (Sal. 139:20). No sus hijos.

¿Para ti qué significa tomar el nombre de Dios en vano? Quizás esta también es una razón por la que es un pecado cometido comúnmente, ya que no entendemos en sí que significa. Hay por lo menos tres maneras en las que el nombre de Dios puede ser tomado en vano:

  1. Obscenamente
    Es cuando alguien utiliza el nombre de Dios al profanar, maldecir o blasfemar. El glorioso nombre de Dios no debe ser pronunciado al encontrarnos furiosos.
  2. Frívolamente
    Muchos mencionan el nombre de Dios superficialmente al oír algo que les causa gracia o cuando se sorprenden por algo que sucede. Debemos evitar por completo frases como: ”¡Ay Dios!” ”¡Dios mío!” ”¡Santo Dios!” cuando la situación no tiene nada que ver con él.
  3. Hipocritamente
    El nombre de Dios también es tomado en vano cuando nuestras acciones no concuerdan con lo que decimos. Es triste cuando hacemos algo en el nombre de Dios, pero actuamos en contra de la santidad de su carácter. A veces modificamos la palabra de Dios a nuestra conveniencia para realizar algún acto indebido. Cuando somos confrontados por el pecado cometido, hasta llegamos a tener capítulo y versículo para defendernos. No use el inigualable nombre de Dios para justificarse. Los Fariseos eran un clásico ejemplo de esto.

Tomemos el nombre de Dios en nuestros labios únicamente para honrarle y glorificarle.



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s