Cristo en toda la Biblia

Trompetas

Números 10:1-10

Dios instruyó a Israel hacerse dos trompetas de plata que servirían para comunicar ordenes al campamento. Como hacemos cada semana en ”Cristo en toda la Biblia”, hoy nuestro propósito es encontrar a nuestro Señor Jesús en estos dos instrumentos.

Material

Las trompetas eran hechas de plata. Este mismo material era utilizado para hacer el pago anual del rescate por cada varón en Israel (Éx. 30:11-16). Por lo regular, esto nos hace relacionar la plata en el tabernáculo con el rescate que Dios efectuó con su pueblo. Por lo tanto, al considerar las trompetas que llamaban la atención de un pueblo redimido, viene a nuestras mentes el rescate que Dios llevó a cabo con nosotros. Ya no fue a través de la sangre del cordero en la noche de la primera Pascua, si no que nos compró, mediante la sangre de su Hijo quien se sacrificó por nosotros en la cruz (1 Pe. 1:18, 19). Lo mucho que le costamos al Señor, debería resultar en que nosotros le adoremos de todo corazón y le demos todo lo que somos.

Elaboración

Las trompetas debían ser elaboradas por obra de martillo, en el sentido de que eran hechas de una sola pieza. Las trompetas al comunicar un mensaje al pueblo de Dios, representan la Palabra de Dios. En la actualidad, Dios no nos habla a través de trompetas, si no por medio de la Biblia. El hecho de que eran elaboradas de una sola pieza de pieza, habla de unidad y uniformidad.

No cabe duda que el tema central de la Biblia es Jesucristo. Todo lo que nos dice sobre él concuerda. Ya sea que vayamos a los libros de Moisés, los Salmos, los profetas, los evangelios, las epístolas o el Apocalipsis; todo lo relacionado al bendito Hijo de Dios, es uniforme en toda su perfección. Ni una sola discrepancia. Muchos de los que escribieron sobre él, nunca lo conocieron, porque vivieron cientos de años antes que él. Eso no complicó ni en lo más mínimo, para que tengamos la extraordinaria historia del personaje más importante de todos los tiempos.

Amazon.com: Holy Land Gifts 13064 Instr Temple Trumpet Silver Plated 48  In.: Musical Instruments

Número

Eran dos trompetas. El número dos es relacionado con testimonio en las Escrituras. Por ejemplo: ”Por dicho de dos o de tres testigos morirá el que hubiere de morir; no morirá por el dicho de un solo testigo” (Dt. 17:6).

Si las trompetas representan la Palabra de Dios, quizás podemos ver que cada una de ellas, simboliza cada testamento. Tanto el antiguo y el nuevo testamento, dan testimonio al Hijo de Dios. Tomemos por ejemplo el capítulo cinco del evangelio de Juan en relación al testimonio dado sobre él. Los que dan testimonio de él son: él mismo (v.31), Espíritu de Dios (v.32), Juan el Bautista (v.33), sus obras (v.36) y de su Padre (v.37). Todos están de acuerdo. No es uno solo. Todo y todos pueden testificar sobre el Hijo de Dios.

Es de mucha bendición poder leer ambos testamentos y que, como si fuera, el sonido de las dos trompetas, nos da un sonido unísono.

Función

El propósito de las trompetas eran para comunicar ordenes para la nación de Israel. A través de ellas, los soldados eran llamados a la batalla y la nación era advertida de un peligro que se avecinaba. Las trompetas le comunicaban al pueblo si debían cambiar de ubicación. También citaban al pueblo a las fiestas que debían realizar en honor a Dios a la puerta del tabernáculo. Aprendemos entonces que las trompetas, en muchos de los casos, citaban a Israel a presentarse delante de Dios.

Con nosotros es algo muy parecido. El testimonio del Señor en las Escrituras, produce en nosotros el deseo de congregarnos a él como iglesia. El Espíritu Santo nos guía y la Palabra de Dios nos manda que debemos congregarnos con él en medio de nosotros. Cada Domingo, día del Señor, él anhela presentarse entre nosotros, mientras nosotros hacemos memoria de su muerte a través del pan y de la copa.

El sonido de la trompeta también nos hace pensar en la increíble realidad que será nuestra al morar con Dios para siempre. El Señor pronto viene a llamarnos por medio del sonido de la trompeta (1 Co. 15:52; 1 Tes. 4:16-18). Israel, la nación amada por Dios, será restaurada a Dios, también con el sonido de la trompeta (Mt. 24:31). Después de atender los llamados de Dios a través de esas trompetas, todos habitaremos juntos para siempre en compañía del que nos salvó.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s