Temas contemporáneos

Cuando el Gobierno Quiere Interferir en la Iglesia

Como Cristianos, le debemos a las autoridades terrenales nuestro respeto y sujeción. Cristo enseñó: ”Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios” (Mr. 12:17; Lc. 20:25). Las enseñanzas de Pablo y Pedro concuerdan con esto. ”Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas” (Rom. 13:1). ”Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra” (Tit. 3:1). ”Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien” (1 Pe. 2:13, 14).

Esto quiere decir que si se nos pide manejar nuestros automóviles por debajo de una cierta velocidad, debemos obedecer. Si se nos pide declarar impuestos, debemos obedecer. Si un país pide ciertos requisitos para poder vivir allí legalmente, debemos obedecer.

Para una persona no convertida al Señor, es normal vivir como si no existieran leyes y no mostrar ningún interés en sujetarse al gobierno que Dios ha puesto. Aunque ”nuestra ciudadanía está en los cielos” (Fil. 3:20), debemos tener la reputación de ser ciudadanos ejemplares en nuestras comunidades.

Recuerda que Jesucristo y los apóstoles enseñaron sobre el deber que tenemos de obedecer a las autoridades, cuando gobernaba el imperio tiránico, corrupto y déspota de Roma. Por más perversa que sea una autoridad, por Dios ha sido puesta, y por lo tanto, debemos reconocerla y sujetarnos a ella.

Foto: Katie Moum en unsplash.com

El dilema es, ¿qué hacer cuando el gobierno nos pide hacer algo que va en contra de lo que la Palabra de Dios nos ordena?

Primeramente, tendríamos que entender que nadie está por encima de la autoridad que tiene Dios y su Palabra sobre la iglesia. Tanto el Padre, el Espíritu y el Hijo; son la única autoridad suprema en la iglesia. La iglesia es de Dios (1 Co. 1:2); se reúne bajo el señorío de Jesucristo (Mt. 18:20); y el Espíritu Santo pone en cada asamblea obispos, que se sujetan a la Biblia para el bienestar del rebaño (Hch. 20:28). Las autoridades terrenales no pueden pasar por encima de lo que Dios prescribe para cada iglesia en la Biblia. Cuando Pilato quiso sublevarse a la autoridad de Cristo, él le respondió: ”Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba” (Jn. 19:11). El hombre únicamente tiene autoridad cuando actúa bajo el dominio de Dios.

Los primeros cristianos eran obligados a reconocer al César como siendo dios. ¿Qué hicieron? No obedecieron porque ”hay un solo Dios” (1 Tim. 2:5). También se les prohibía predicar las buenas nuevas. ¿Qué hicieron? Predicaron con más insistencia (Hch. 4:29) porque para ellos era muy claro que ”es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hch. 5:29). Se les amenazó que si no renunciaban a su fe en Cristo serían quemados vivos. ¿Qué hicieron? Prefirieron sentir el horroroso sentimiento de que el fuego lentamente consumiera sus cuerpos atados a un poste, porque no podían contemplar negar al que los había ganado por su preciosa sangre (Mr. 14:31; Lc. 12:9).

La enseñanza bíblica es clara. Debemos sujetarnos a las autoridades terrenales hasta que nos pidan ir en contra de la Palabra de Dios. Si nos encontramos en una situación en la que debemos escoger: obedecer al hombre u obedecer a Dios, es claro que siempre debemos escoger la segunda opción. Eso es lo que espera él de nosotros, eso es lo que nos pide su Palabra y eso fue lo que hicieron los primeros cristianos. No hay ninguna excepción en la Palabra de Dios. Por lo que podemos leer en las Escrituras, no hay ninguna situación donde se justificaría desobedecer a Dios para obedecer a los hombres.

Por lo tanto, ¿qué hacemos cuando las autoridades ordenan que no podemos congregarnos? Dios dice: ”No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre” (Heb. 10:25).¿qué hacemos cuando nos impiden cantar? Dios dice: ”cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Col. 3:16) ¿qué hacemos cuando prohiben que realicemos la cena del Señor? Cristo dice: ”haced esto en memoria de mí” (Lc. 22:19; 1 Co. 11:24).

Dios nos ayude a ser leales a él, a su palabra y a las autoridades, siempre y cuando no contradigan sus preceptos.

1 comentario en “Cuando el Gobierno Quiere Interferir en la Iglesia”

  1. Buenas tarde saludo mis hermano… Estoy muy de acuerdo con el tema,incluso ya había considerado las citas ya expuestas… Pero quisiera me ayudaran con una duda, en el caso de acá Venezuela que el gobierno ha establecido una semana radical y una libre. En la semana libre se hace algunas reuniones. El contextos actual es pandemia es un virus mortal, hacer caso ahorita al gobierno en este contexto nos favorece…. Pero que de lis grupos que se reúnen en casa irrespetando lo establecido. Pregunto? Porque sujetarse es sujetarse a las normas…

    Obtener Outlook para Android ________________________________

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s